...

Tu alojamiento en el Valle de Tena

separador SP 9

Historia de «El Escondite de Biescas»

Hace ahora exactamente 20 años decidí, todavía no sé cómo, comenzar una aventura que suponía un cambio de vida bastante radical, dejé mi trabajo en Madrid y me fui a vivir al Pirineo Aragonés, concretamente al Valle de Tena.

Interior casa El Escondite de Biescas

Lo que hacen el rugby y los colegas….

Antes de tomar esa decisión pase muchos fines de semana allí con varios colegas del equipo de Rugby donde jugaba. Javi, un exjugador del equipo vivía por allí y, en cuanto terminaba la temporada, los viernes salíamos pitando a pasar el fin de semana aprovechándolo al máximo, y cuando digo al máximo, me refiero al máximo…

Una cosa llevó a la otra y, si en el mes de mayo me quedaba sin trabajo, en julio ya había hecho la mudanza y me había instalado en un pueblo precioso llamado Sandiniés, si, eso que veis en la foto que parece una ventana…., pues no, esa era la puerta de la casa, un maravilla. 

Foto de entrada cas de Sandiniés

Me fui con la idea de pasar el verano a ver que tal, la crisis de los 30 🤣🤣🤣, desconectar un poco y luego decidir, y se estaba tan a gusto que pasé ocho años allí en los que hice de todo un poco.

Como ya contaba con algo de experiencia, empecé como ayudante de guía de barrancos en GORGOL, la empresa de Javi. Como en cualquier trabajo, al principio todo es nuevo, pero podéis imaginaros el cambio de oficina, pase de un despacho al lado del congreso de los diputados, al barranco del Gorgol, Peña Bubón, donde hacíamos escalada, o cualquiera de las rutas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido…, el sólo hecho de trabajar al aire libre y rodeado de naturaleza cambia la perspectiva de forma radical.

Fueron unos primeros años muy intensos en los que pasamos de trabajar sólo en verano, con actividades como, descenso de barrancos, escalada, vías ferratas, senderismo, etc.. a ampliar el negocio al invierno, con la idea de seguir haciendo actividades de montaña, paseos con raquetas de nieve, esquí de travesía, construcción de iglús, etc…, cumplimentándolo con el alquiler de material, sobre todo esquí y snow en Formigal.

Hoy en día, Gorgol sigue funcionando con un local situado en Sallent de Gállego, si vais a hacer actividades por la zona o necesitáis material, no dudéis en contactar con ellos, no os vais a arrepentir.

Como os podéis imaginar la primavera y el otoño, aunque son para mi gusto las estaciones más bonitas, también son las más difíciles ya que el turismo baja de forma considerable, es como si el valle se convirtiera en un oso que en vez de descansar en invierno, aprovechara estas dos estaciones para hacer dos mini siestas y coger fuerzas para la siguiente, por favor, que nadie se tome a mal la comparación, es sólo una forma de explicar algo que condiciona la forma de vida en el valle, eso es todo.

Al final después de muchas idas y venidas, decidí regresar a Madrid y empezar de nuevo, eso sí la casualidad, la suerte, el momento, no lo sé, pero en ese periodo vendí mi casa de Madrid y compre lo que hoy es «El Escondite de Biescas», un pequeño apartamento situado en Betés de Sobremonte.

Vista de Betés de Sobremonte desde la pista que va a la Ermita

Betés es un pueblecito que pertenece a Biescas, está situado a unos 6-7 kms de distancia y se accede por una preciosa y divertida carretera de montaña.

En el pueblo no hay ni tiendas, ni restaurantes, ni nada que se le parezca, pero tanto a primera como a última hora, te puedes cruzar con Toño, siempre acompañado de Mora y Chispa, sus fieles perras pastoras, llevando a pastar a sus ovejas por los prados colindantes, acuérdate de pedirle unos huevos de sus gallinas, o unas verduras de su huerto…., no te digo nada y te lo digo todo.

O a Jesús, que se jubiló hace unos años y siempre está de un lado a otro trabajando la tierra, con las vacas, el huerto, con el tractor…. En fin, eso sí que es currar, aunque como dicen algunos, sarna con gusto no pica.

Pero lo mejor de todo, sin lugar a duda es el entorno, su tranquilidad, sus colores, las montañas, los senderos que conectan los tres pueblos del Sobremonte, Aso, Yosa y Betés, pistas que te conducen directo a las cimas de los alrededores… aunque al final, lo que más recuerdo de cuando vivía allí es, sobre todo, SU SILENCIO.

El objetivo de este blog, es tratar de que os podáis hacer una idea de cómo es el Valle, sus gentes, sus costumbres, como es allí la vida, etc…, siempre apoyándome en anécdotas o historias que viví en primera persona como guía de montaña y barrancos, diseñador gráfico, reponedor en un supermercado o dependiente en un alquiler de esquís, tratando de describir de la mejor manera que sepa como respira el valle en cada temporada, os aseguro que cambia drásticamente de una estación a otra.

Espero conseguirlo y aportar mi pequeño grano de arena para que nos hagáis una visitilla al valle.

Si al fina es así y necesitáis un escondite dónde como los utilizados por contrabandistas, perseguidores y otros forajidos para pasar de un país a otro, no dudéis en contactarme, os atenderé encantado.

Contacto

También tienes este formulario de contacto por si necesitas resolver alguna duda sobre las características de El Escondite de Biescas o por prefieres que te llame yo.

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.