...

Tirolina y parapente en el Valle de Tena

separador SP 9

¿Habéis soñado alguna vez con volar?

Seguro que sí, creo que todos lo hemos soñado o imaginado alguna vez, de hecho, seguro que habéis visto el típico video de esa gente que, equipados con trajes especiales, se lanzan al vacío y aprovechando las corrientes de aire, se deslizan por las vertientes de las montañas hasta que esas mismas corrientes, les obligan a tener que abrir el paracaídas.

Lógicamente, llegar a esos niveles de vuelo requiere material, mucha preparación, cierto apego al riesgo y a la adrenalina, y por supuesto dinero…

No he llegado hasta ese punto, he probado alguna actividad “parecida”, como tirarme en tándem en paracaídas, o hacer puénting un par de veces y, aunque son sensaciones difíciles de explicar, es lo más parecido a volar que conozco. 

En la época en la que vivía en el Valle de Tena, las posibilidades de hacer una actividad de este tipo eran escasas, alguna vez hicimos puénting y lo máximo que podíamos intentar para generar esa sensación era montar una tirolina.

Javi siempre tuvo esa obsesión en la cabeza, desgraciadamente no teníamos medios suficientes como para llevarlo a cabo, pero estaba siempre buscando algún sitio para montar una.

Teníamos una que se montaba y desmontaba en el barranco del Gorgol, que nos servía para salvar un paso en forma de “V” que cuando había mucha agua se hacía más complicado, otra en Peña Bubón, una preciosa zona de escalada de piedra caliza situada entre Tramacastilla de Tena y Sandiniés, que montábamos para que los clientes descendieran directamente después de escalar aprovechando la altura de la subida, lo que completaba la actividad de una forma muy amena, ya que después del esfuerzo de subida te enganchaban directamente a la tirolina y vuelta abajo por si querían repetir.

Fueron muchos intentos, y Javi siempre que pasábamos por delante del embalse de Búbal, situado en frente de Tramacastilla, donde teníamos el local, comentaba la idea de sobrevolar el pantano de una orilla a otra.

Creo que tantas veces lo soñó, que años después, alguien cogió el testigo, y lo cogió bien, porque montaron la tirolina doble más grande de Europa, precisamente en el mismo sitio que él siempre decía.

Estoy seguro de que Javi tuvo sentimientos encontrados cuando la montaron, de alegría porque se hiciera realidad su idea y de tristeza por no ser el quien la montara.

parapente en el valle del tena

El caso es que a día de hoy, se puede disfrutar de un pedazo de tirolina de 1 km. de distancia y 120 mts. de desnivel en la que se pueden alcanzar velocidades de hasta 90 km/h.

Está situada en la preciosa localidad de Hoz de Jaca, a 5 minutos de Biescas, y es perfecta para poder tener por un momento esa sensación de volar que tanta recurrencia tiene en nuestros sueños.

Pero si quieres ir un poco más allá y conocer el Valle de Tena a vista de pájaro tienes más posibilidades, el parapente es una de ellas, cuando yo vivía por allí no era una actividad que se ofertara, pero tiene que ser increíble poder observar el Valle desde arriba, viviendo allí tienes siempre la sensación de estar mirando para arriba, yo por lo menos, en ocasiones tenía la sensación física de estar encerrado, quiero pensar que el cambio de perspectiva, es decir mirar hacia abajo en vez de hacia arriba provoca lo contrario, pero para saberlo vas a tener que probar.

Si te interesa, tienes que saber que se pueden hacer dos tipos de vuelo, uno más corto de unos 15 minutos, y uno más largo, en el que aprovechando las corrientes térmicas puedes recorrer diferentes zonas del Valle, siempre dependiendo de las condiciones meteorológicas.

Si un día de estos tienes el sueño de volar, acuérdate de esta actividad y no te lo pienses mucho más….

Contacto

También tienes este formulario de contacto por si necesitas resolver alguna duda sobre las características de El Escondite de Biescas o por prefieres que te llame yo.

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.